Las ruedas son elementos fundamentales en los vehículos y en la maquinaria, deberán ser las adecuadas para el trabajo que se realice. Su falta de alineación o contrapeso acompañado de tuercas flojas producen vibraciones, desvío en la dirección y desgaste de los rodamientos del buje o de las reductoras.

Es importante controlar la presión de los neumáticos, pero también vigilar que ninguna de los indicadores de apriete se afloje. La falta de control sobre el estado y sujeción de las ruedas puede llevar al desgaste prematuro y desigual de los neumáticos e incluso ser origen de accidentes.

Una vez apretadas al par recomendado, el indicador, sin necesidad de usar herramientas, se inserta en todas y cada una de las tuercas de rueda sujetando las seis esquinas del hexágono de la tuerca, se ajusta con un deslizamiento apretado y justo hasta contactar con la llanta o la arandela, dejando una pequeña holgura entre las dos superficies (unos 0,5 mm) alineando y colocando las puntas de todos los indicadores en un patrón reconocible. Si una tuerca de rueda se afloja, el indicador solo tiene la opción de moverse con la tuerca, rompiendo así el patrón reconocible asignado, marcando a simple vista que la tuerca de la rueda ha comenzado a girar y por tanto a aflojarse.

Una recomendación importante es que no se deben utilizar nunca indicadores de apriete con superficies de contacto cromadas. Estas deben garantizar una sujeción consistente, ya que su aflojamiento o sujeción reducida, puede hacer que se salga o desacople una llanta mientras el vehículo o máquina está en movimiento.

Este es un material fabricado en polietileno de color amarillo, material que no se degrada con el sol y que puede limpiarse con cualquier detergente o parafina.

Productos Relacionados